Conciertos / Jazz

XXXVII Festival Internacional de Jazz de Granada

Evento concluido 1487833319
Vie 11
Nov

Evento de XXXVII Festival Internacional de Jazz de Granada

Dhafer Youssef

Dhafer Youssef

Dhafer Youssef  practica una música envolvente, de cadencia contemplativa y sabor oriental, que busca el punto encuentro entre el jazz y sus influencias sufíes. Su más reciente trabajo es “Diwam of Beauty and Odd” (OKeh Records, 2016), para el que ha contado con la colaboración de Aaron Parks, Ben Williams y Justin Faulkner, algunos de los más destacados músicos del jazz urbano neoyorquino.

Dhafer Youssef nació en la ciudad tunecina de Téboulba, a orillas del mediterráneo y desde niño destacó por su voz y su pericia con el laúd con el que animaba las reuniones familiares. En su etapa de estudiante descubriría el jazz a través de la radio, y sus impulsos por crecer como instrumentista le llevarían a instalarse en Europa. Desde ahí, paso a paso, conquistaría el mundo entero gracias a una música poética y sugerente, exótica y envolvente en la que funde sus tradiciones de raíz islámica con el jazz moderno. Túnez, Viena, Francia, Noruega, Turquía… hicieron de Youssef un espíritu errante, y de sus planteamientos musicales una amalgama de influencias coronadas por la sutileza de su toque y el virtuosismo de su voz, que utiliza como un segundo, y a veces un primer instrumento de riquísimos matices y dorados melismas. Hace dos años y medio visitó por primera vez Andalucía y nos regaló, en el marco del Festival de Jazz en la Costa en Almuñécar, un concierto que fue más bien un lamento místico, un ejercicio de introspección de enorme belleza telúrica. Entonces nos mostró solo una de las muchas caras de su música.

Ha trabajado con músicos de muy diversas procedencias y estilos. Desde sus colaboraciones con Bugge Wesseltoft y Nils Petter Molvaer, músicos adcritos a la corriente de jazz electrónico con los que publicó alguno de sus primeros discos durante su estancia en Noruega, hasta nombres tan variopintos como los del norteamericano Uri Caine, el cubano Omar Sosa o el vietnamita Nguyen Lê. “Trabajar con Uri Caine y Omar Sosa fue particularmente estimulante e inspirador. Durante mi estancia en Viena, hice encuentros decisivos. El más importante fue probablemente con el guitarrista Nguyen Lê, que me acompañó en “Malak” (Enja Records, 1999) junto con Markus Stockhausen. He sido muy afortunado con mis compañeros de viaje”. La humildad le hace decir que es afortunado pero algún mérito tendrá que en “Diwan of Beauty and Odd” (Okeh Records, 2016), el disco que presenta esta noche y su más reciente trabajo haya contado con la colaboración del trompetista Ambrose Akinmusire, el pianista Aaron Parks, el contrabajista Ben Williams y el batería Mark Guiliana, al que sustituye en esta gira Justin Faulkner, todos ellos de los más reputados músicos de jazz de la escena neoyorquina.

Un nuevo viraje en su trayectoria que demuestra la elasticidad del jazz y las insondables posibilidades que aún encierra el género para verse contaminado, enriquecido y engrandecido cuando se adentra en territorios a priori ajenos, cuando músicos de talento provenientes de otros géneros, como Yousseff, abrazan el lenguaje jazzístico para mezclarlo con sus propias tradiciones. Es habitual que su nombre aparezca en festivales sí, de jazz, pero también de folk y músicas populares. “Si se refiere a los lugares en que realizo conciertos y desde el punto de vista del público, supongo que la gente viene al concierto de una banda con la idea de disfrutar de su música. Así que, incluso si esos géneros musicales son completamente diferentes, pueden ser compatibles desde esta perspectiva, y aunque uno entiende que la música no está compartimentada, y así el jazz sería parte del folk y viceversa, sucede que el público no siempre tiene esos mismos gustos ni apetencias, y desde ese punto de vista, si no te conocen, sí influye el hecho de estar en un programa o en otro. Diría que es una información orientativa”.

También reflexiona Dhafer Youssef acerca de la percepción que se tiene en la orilla norte de la música de la orilla sur del Mediterráneo, donde sigue sin ser demasiado conocida. “Depende de dónde estés. Desde mi lado no puedo decir que sea desconocida. Yo usaría el término popular: eso no lo es ciertamente, algo que se podría explicar por el hecho de que carece de suficiente mediatización, y porque se eclipsó por otros géneros musicales más globales. Sin embargo, la música mediterránea está perfectamente situada en la escena de los festivales internacionales más especializados y representada por artistas de mucho talento”. Y en esa misma línea, opina sobre el flamenco: “Siendo un ferviente amante de la música en general no puedo sino apreciar verdaderamente el valor del flamenco. Me gusta la idea de que tantos géneros musicales y de danza hayan nacido a partir de un folklore popular multicultural, que expresa el refinamiento, la ternura, la pasión y el latido rítmico de Andalucía. También es uno de los géneros musicales que más ha evolucionado relacionándose con otras formas musicales como el jazz, la clásica, el hip hop o el rock”.

En su segunda visita a Andalucía, un lugar con especial relación con la tradición sufí, en la que se formó y que constituyó una de sus fuentes de inspiración en sus inicios, el músico cuenta que está “interesado en esta filosofía y los textos de filósofos como Al Hallaj que me lleva a pensar y cuestionar las cosas. Sin embargo, y aunque ha habido una mezcla de elementos sufíes y jazz en mi música, no necesariamente quiero ser etiquetado como tal. Estoy interesado en el sufismo como mística más que como religión”. Y finalmente, en relación con los movimientos sociales y políticos que acaecen en su país, confiesa que “estar en la carretera requiere de toda mi atención y estoy mayormente concentrado en esta gira. Sin embargo, y como ser humano, es difícil no estar preocupado e intentar tener una comprensión clara de lo que está pasando en todo el mundo. El sentimiento que prevalece es el de desilusión”.

Por Enrique Novi. Diario Granada Hoy, 11/11/2016

Dhafer Youssef, laúd y voz 
Aaron Parks, piano
Ben Williams, bajo
Justin Faulkner, batería