La Big Rabia

La Big Rabia

Estilo: Rock and roll/Garage




La Big Rabia
FOTO: David Moya

Procedentes de Santiago de Chile aunque afincados en Sevilla, La Big Rabia es un dúo formado en 2011 por dos veteranos del rock chileno, el guitarrista y cantante Sebastián Orellana y el batería Iván Molina. Juntos destilan una suerte de garage rock crudo e infeccioso, que les sirve para vomitar un manifiesto de protesta política, decepción, amores fallidos y traicioneros y desencanto vital. Su música excitante bebe tanto del rock como del blues primigenio y se mira en los espejos de Nick Cave & The Bad Seeds, Tom Waits, The Cramps o Jon Spencer Blues Explosion, además de los de sus compatriotas Sandro o Cecilia La Incomparable. Eso sí, con bigotito de retro latin lover.

Debutaron con el largo ‘Congo Zandor’, y luego llegaría ya, ‘Leche & Mierda’ en 2014, con el que se presentaron en el Primavera Sound y en el Monkey Week. Tras una temporada girando por España y Sudamérica, La BIG Rabia han terminado afincándose en Sevilla, ciudad desde donde han lanzado en abril de 2018 su flamante tercer álbum, Boda negra, editado por Happy Place Records, Casa Hermandad de Pájaro, Pelo Mono, All La Glory, Miraflores o Los Saxos del Averno.

Producido por Paco Lamato (Pájaro) y el mismo Sebastián Orellana en el Studio Happy Place, lo nuevo de La BIG Rabia es un magnífico crossover entre pasión y técnica, una colección de canciones que son el Dragon Khan del bolero contemporáneo. Las suyas son composiciones dignas de dos storyteller superstar, perlas negras pergeñados por un tándem que “ha sabido apropiarse de múltiples sonoridades ajenas catalizándolas en una propia, renovando así el espíritu de las viejas tradiciones y las melodías de lupanar”.

'Mi compromiso', primer single que vió la luz el 14 de febrero (mazazo intencionado al Día de los enamorados) es una auténtica montaña rusa que ya de entrada coloca a un género clásico dentro de un viaje de cráneo y sin frenos a través de la historia del rock más honesto y estremecedor. 'Capitán', 'Olvídate de mí', 'Mujer sin alma', 'Tormento', 'Perdónate' o la instrumental 'Santa Elvira' son composiciones como puños, vibrantes y peleonas; historias tejidas con humildad y pasión de orfebre, perfectas cantinelas para acompañar todas las fiestas del mañana y sus resacas correspondientes. Y salpimentándolo todo, destacan las colaboraciones de Julián Maeso, Javi Mora y Antonio Lomas (Lori Meyers, Grupo de Expertos Solynieve).

Conciertos destacados